Emilia Zambrano – Piloto

“No hay profesiones de mujeres o de hombres, el gran desafío es abrir la mente”- Emilia Zambrano (piloto)

Me guía segura hacia una oficina amplia y elegante en el interior de un estudio jurídico, nos sentamos y sonríe. Mili ríe casi siempre, cuando lo hace su risa surca el aire alegre, fresca y diáfana. Las preguntas no la sorprenden, se acomoda su rebelde pelo rubio y habla, pareciera por momentos que le faltan las palabras, pero no se detiene y sigue, sus ideas están claras. No puedo evitar imaginarla de piloto en un cielo lleno de nubes, soñando mientras vuela y creo que vuela porque sueña… alto muy alto.

¿CÓMO ES LA MUJER SALTEÑA? 

“Yo creo que Salta continúa siendo muy tradicionalista, somos todavía estructurados. Las aspiraciones de muchas mujeres hoy, inclusive de mi generación, son las mismas aspiraciones que ya tenían la generación de mi mamá o de mi abuela, que es casarse y tener hijos, casi como un librito de cosas que hay que hacer, que quizás si te vas a otro lado no lo encontrás en la mayoría de las mujeres”.
“La mujer salteña todavía sigue encasillada o encerrada en ese rol de madre, que más allá que no le veo nada malo, pues a mí también me gustaría casarme algún día y tener hijos, creo que existe algo más allá afuera. A diferencia de muchas mujeres que se acercan más al prototipo mencionado, existe otro grupo, del cual me considero parte, que quizás tenemos otras metas que se salen un poco del mandato impuesto socialmente. Uno no lo hace en forma consciente sino que simplemente sigue sus propias aspiraciones, en mi caso mi meta hoy en día es dedicarme plenamente a mi carrera, y eso se está viendo de a poco en Salta… ¡y cuesta!  yo tuve que escuchar un “No, ella es mujer” o “ni loco vuelo con una mujer”.
“Hay muchas personas que aún no lo pueden entender, no sé si es machismo o es solo ignorancia, pues la mujer en la aviación tuvo históricamente un papel importantísimo, por ejemplo uno de los primeros vuelos trasatlánticos fue realizado por una mujer. Aunque no deja de ser hoy una realidad que de 130.000 pilotos en el mundo solo 4.000 son mujeres. Esto en la provincia se ve acentuado quizás por ser una ciudad pequeña o tradicionalista, en donde a la mujer le cuesta salir de ciertos roles e incursionar en otros tipos de trabajo, actividades o metas. Para mi constituye una motivación también, más allá de que amo volar y es una pasión para mí, el luchar contra estos preconceptos, es algo que me ayuda y me enciende, cada vez que me dicen “no, porque es mujer” yo trato de mostrarme más como piloto, de perfeccionarme más y de estudiar más”.

“Sé que no existen profesiones de mujeres o de hombres, porque también está la situación al revés, profesiones que se piensan que son solo para mujeres. No deberían existir esas casillas, me gustaría que en Salta se abra más la mente y que la mujer se dé cuenta que cuando trabajamos por nuestros sueños, los límites desaparecen, que podemos hacer exactamente lo mismo que un hombre, por más que quizás nos cueste el doble”.

¿QUE SE PODRÍA HACER PARA MEJORAR LA SITUACIÓN DE LAS MUJERES HOY? ¿CUÁLES SON LOS DESAFÍOS?
“El gran desafío es abrir la mente, creo que todo se resume en eso. Hay que dejar de encasillar, no escuchar más un por ejemplo “es mujer y se puede quedar embarazada, mejor contratemos a un hombre”, creo que de a poco esto se está logrando. Nuestra generación, más joven, puede hacer cosas para que las próximas generaciones de mujeres vean que hay muchas alternativas en la vida, muchos proyectos de vida distintos, y no está solo el recibirse, casarse y tener hijos”.
“A mí me hace feliz aportar desde mi lugar. El querer ser piloto en una sociedad en donde quizás fui de las pioneras y la única durante cuatro años, no fue fácil, aunque siempre tuve el apoyo incondicional de mis padres y de mi familia, fue y sigue siendo duro abrirse camino. Quizás te vas a otro lugar y no sos la única que hace determinada actividad, pasas a ser solo una más que la hace, no creo que estemos tan lejos de eso, no hay una brecha tan grande. Uno puede hacer lo que sea que desee hacer, solo es necesario que algo te encante y te apasione. El solo hecho de hacerlo ya ayuda y aporta mucho”.

Breve Biografía

Emilia Zambrano es salteña y tiene 28 años, se recibió de Arquitecta en la universidad Católica de Salta a los 23 años. De la mano de su padre, en los últimos años de la facultad, realizo un vuelo de bautismo en un planeador, de ahí en mas no se bajó nunca más. Empezó volando en planeador y cuando finalizo el curso de éste, comenzó con el de aviones. Actualmente se dedica a tiempo parcial a la arquitectura, es piloto comercial y está abocada de lleno a su preparación como piloto profesional. Fue y es pionera en su condición de piloto comercial en la provincia.