Informe de Coyuntura N° 48

EL EMPLEADO COMO AGENTE DE ESTADO

Entre la cantidad y la calidad, un llamado a la eficiencia

Contar con más empleados no necesariamente es bueno o malo por sí mismo, es decir, una administración pública más grande puede indicar quizás un Estado que creció en responsabilidades, compromisos y políticas públicas para la ciudadanía, o a la inversa, que esa magnitud no se traduce en más actividad real sino en un solo un mecanismo indiscriminado de generación de empleo, que terminan por contratar empleados que no poseen labores concretas y que devienen en un mayor gasto e ineficiencia estatal.

El eje de la cuestión, termina siendo no es solo una cuestión de cantidad, sino que invita a poner foco en la calidad de esos recursos humanos y los criterios de su reclutamiento.

En el marco del plan de modernización del Estado, aprobado por el gobierno nacional en marzo de 2016, el principal objetivo es construir una administración pública al servicio del ciudadano de manera eficiente, eficaz y de calidad en las prestaciones de servicios con el fin de mejorar el funcionamiento de todas las organizaciones públicas en sus niveles nacionales, provinciales y municipales.

En la provincia de Salta, según datos de la Oficina provincial del Presupuesto la cantidad de personal público pasó de 44.594 en 2007 a 72.058 en el año 2017 en donde se registra la mayor cantidad de empleados en los últimos 10 años, es decir, hubo un incremento de 27.464 empleados (+62%).

Los mayores incrementos del periodo se registraron en el 2008, año en el cual la planta de personal estatal aumentó un 10,5% (4.694 empleados más), y en el 2015, en el que aumentó un 9,3% (6.059 empleados más).

Como se puede evidenciar, durante los diez años analizados el comportamiento de la variable de como evolucionaron los empleados públicos siempre tuvo un crecimiento exponencial, aunque en los últimos tres años el aumento fue más bien decreciente. Analizando solamente lo que sucedió entre 2016 y 2017 se puede ver que la cantidad de empleados públicos permaneció prácticamente planchada, es decir que se estancó (+0,01%).

Todo el presupuesto de la Provincia de Salta para 2017 es de un poco más de $46 mil millones de pesos, monto que se incrementó en casi un 50% con respecto a lo presupuestado en el año 2016 ($31 mil millones de pesos).

El 49% de los recursos públicos presupuestados fueron destinados al pago de sueldos en el año 2017, cayendo en 2 puntos con respecto al año anterior. En el año 2016 se registró el mayor porcentaje del periodo de diez años que se viene analizando (51%).

Cabe mencionar también que la provincia se encuentra en octavo lugar del país entre los distritos que más dependen de la coparticipación de impuestos nacionales para solventar sus gastos y está novena en cuanto a los recursos que se destinan para el personal estatal (Fuente: Consultora Economía y Regiones (E&R). Año 2016.

Bien es cierto que durante algunos años del periodo analizado el Estado era el único generador de empleo, en este último año el aumento fue insignificante y quizás en parte tenga que ver con la adhesión de la provincia al convenio para la modernización del Estado que busca eliminar la burocracia y mejorar la calidad de los recursos humanos con el fin de brindarle un mejor servicio al ciudadano. Situación que coincide también con una reducción del presupuesto asignado al pago de personal.

DESCARGAR INFORME